¿QUÉ ES LA PERSPECTIVA DE GÉNERO?

25.04.2020

La perspectiva de género es una visión científica que propone incorporar a las mujeres y los colectivos de diversidad sexual como voz activa en la investigación y la interpretación de los sucesos. Se parte de la premisa que cuestiona que si estos grupos no han sido parte activa en los relatos históricos ¿de qué manera entonces serían evidenciadas sus realidades? ¿Han sido las mujeres y los colectivos de diversidad sexual realmente parte de tantos y tantos relatos históricos? En la historia, por ejemplo de la educación, de la familia, de la salud, de la economía, de las religiones... ¿están incorporados estos colectivos? ¿Realmente las historias de mujeres y los grupos de diversidad sexual fueron contadas por ellos y ellas? La lista de preguntas en relación a esto sería interminable, la intención es dejar claro este cuestionamiento y hacer un llamado constante a la reflexión (Oliva y Medina, s.f.).

Hablar de perspectiva de género implica necesariamente comenzar por distinguir algunos conceptos básicos. Antes que nada, debemos saber que cada persona tiene sexo, género e identidad de género. Estos son aspectos de la sexualidad de un ser humano. Todos están relacionados con la manera de ser de cada quien y aunque refieren a dimensiones distintas se encuentran asociados.

Una vez que podemos distinguir claramente las diferencias entre los tres conceptos desarrollados anteriormente (sexo, género e identidad de género), comprendiendo que conforman distintas dimensiones de los seres humanos en sociedad y en su propia identidad, podemos continuar avanzando en los planteos y visiones elaboradas desde la perspectiva de género.

Incorporar la perspectiva de género supone tener presente que el género es una categoría social que debe ser tenida en cuenta en cualquier análisis e intervención, explicitando en todo momento cuáles son las consecuencias y circunstancias de las personas de acuerdo a su sexo/género y cómo son las relaciones entre ellas (Fundación Mujeres, 2003). N

Se trata de un enfoque o mirada para interpretar mejor la realidad adaptando mejor las propuestas de intervención a la misma, pero más aún es una estrategia para transformar la realidad, un compromiso para mejorar la situación social y lograr una relación más equitativa entre géneros equitativa. El objetivo último del enfoque de género es, por tanto, contribuir a mejorar la sociedad, equilibrando las posiciones de mujeres y hombres en todos los aspectos de la vida social (Fundación Mujeres, 2003).